Sidebar Ad

Most Viewed

Categories

  • No hay categorías

La portada de Time que mezcla a Trump con Hitler, es falsa

Una supuesta portada de la revista Time que relaciona al dictador alemán Adolf Hitler con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ha viralizado en redes sociales coincidiendo con los disturbios tras las protestas pacíficas por la muerte del afroamericano George Floyd.

La ilustración de la cubierta de la revista, que ha sido compartida miles de veces en Facebook y Twitter, reproduce en negro sobre fondo blanco el característico flequillo de Hitler con un pequeño bigote que es el perfil del mandatario republicano, también en negro.

Al pie de la página puede leerse, en inglés, “El racismo. El mayor virus”, en alusión a la situación provocada por la muerte de Floyd en Mineápolis, Estados Unidos, después de que un policía blanco lo inmovilizase, ya esposado, con la rodilla en el cuello durante varios minutos, pese a sus ruegos de que lo liberara porque no podía respirar. 

Trump ha copado muchas portadas del semanario, pero no la última, donde aparece una pareja de jóvenes fotografiados para un reportaje sobre la denominada “Generación Pandemia“, en el que se analiza cómo esta crisis va a afectar a su futuro.

El presidente de EU sí apareció en la portada de la semana anterior, la que comenzó el 25 de mayo, pero con otro dibujo en el que se le retrataba con una mascarilla a medio poner con la bandera de los Estados Unidos y el titular “hay una forma correcta de reabrir América y esta no lo es”.

El dibujo que juega con los rostros de Hitler y Trump, sin embargo, no aparece en la búsqueda de portadas anteriores de la revista.

De hecho, la ilustración que ha circulado en las redes sociales no tiene en su ángulo superior derecho la fecha de la semana de publicación, un elemento que siempre aparece en las portadas de la revista.

Una caricatura de 2016

El dibujo que se ha difundido como portada de Time cuenta, en su ángulo inferior derecho, con una firma con las letras “O-Sekoer”, utilizadas habitualmente por el dibujante belga Luc Descheemaeker.

De hecho, el artista compartió el montaje con la portada este fin de semana en su perfil en Facebook, en el que también difundió una información de la radiotelevisión pública belga en el que se informaba de que la portada no era verdadera.

“Una verdadera ilustración, pero no una portada de revista real”, explica el propio Descheemaeker a preguntas de un usuario en Facebook.

El dibujo, de 2016, ha tenido un largo recorrido y ha formado parte de varias exposiciones, entre ellas la muestra titulada “Trump, un muro de caricaturas”, coordinada por el artista mexicano Arturo Kemchs en 2016, con la que se elaboró un libro en el que este dibujo figuraba en su portada.