Most Viewed

Categories

  • No hay categorías

Aeropuerto de Querétaro podría convertirse en un puerto espacial

El Aeropuerto Internacional de Querétaro (AIQ) tiene la capacidad para convertirse en un puerto espacial, de acuerdo con el análisis preliminar para gestionar la certificación ante la Federal Aviation Administration (AFF), confirmó el secretario de Desarrollo Sustentable (Sedesu), Marco Antonio Del Prete Tercero.

Los estudios preliminares -expuso- determinaron que puede fungir como un puerto espacial de ciclo completo, donde despeguen y aterricen aeronaves; es un ciclo que, dijo, no es factible realizar en todos los puertos de ese tipo.

Tras realizar el primer estudio, la siguiente fase es gestionar la certificación ante la FAA; para esta etapa la dependencia trabaja de la mano de un despacho consultor en Estados Unidos.

“Esto obviamente por las características del aeropuerto, por la región en la que se ha desarrollado, que tiene espacios para poder operar, áreas abiertas, (…) no hay muchos centros de población en la zona. Ahora el siguiente paso es la certificación ante la FAA, es un proceso que tomará aproximadamente seis meses”, expuso.

Entre las características idóneas que se identificaron en el AIQ -expuso- sobresalen la capacidad de la pista (de más de 4 kilómetros), el ambiente en el que se encuentra el recinto (humedad baja y sin altas temperaturas), además de ser una zona sin eventos climatológicos adversos frecuentes (huracanes, tornados, temblores), así como la ubicación geográfica y una baja densidad poblacional.

Ante el objetivo de posicionar al Aeropuerto Internacional de Querétaro como un puerto espacial, planteó que el primer paso es atraer a la industria y, el segundo, será concretar el despegue y el aterrizaje de naves espaciales.

Un ejemplo del potencial de negocios que genera este nicho -expuso- es el Aeropuerto de Ellington, en Houston, que está certificado como un puerto espacial y que ya cuenta con un proyecto de inversión por más de 5,000 millones de dólares sin que aún haya despegado una nave.

Como parte de este proyecto, el gobierno local ha tenido acercamiento con empresas, principalmente estadounidenses, que están interesadas en desarrollar naves e implementos para esta industria.

“Es a lo que queremos llegar que a través de esta certificación traigamos a empresas que les interese desarrollar naves, hemos estado platicando con algunas con el interés de desarrollar no sólo naves sino implementos de manufactura para la industria aeroespacial y que posteriormente podamos utilizar el aeropuerto internacional para realizar este ciclo aéreo”, apuntó.

Durante la gira a Houston -que realizó el gobierno estatal, en abril- sostuvieron encuentros con directivos de Intuitive Machines (que llevó a la superficie lunar por primera vez un módulo de aterrizaje privado contratado por la NASA), también con representantes de Axiom Space (referente en servicios de vuelos espaciales tripulados y desarrollador de infraestructura espacial calificada para humanos).

“Es una industria de nicho, porque no está tan desarrollada, hoy la industria espacial se está democratizando, se está haciendo cada vez más comercial. Hay más empresas que están empezando a incursionar en este nicho de industria que nos permite, como estado, captarlas y desarrollarlas”, declaró.

La industria espacial, añadió, se está democratizando debido a la accesibilidad de los vuelos para turismo, para fines de investigación e investigación comercial, con el propósito de indagar el desgaste de piezas, de materiales, el comportamiento de organismos, etcétera.

Con el desarrollo de las gestiones, para acreditar la certificación, se identificará qué tipo de infraestructura adicional requerirá el aeropuerto, como tanques para almacenar combustible, hangares u algunos aspectos.

Dentro de seis meses podría concretarse la certificación, probablemente a finales de año, estimó el secretario estatal.

También, ahondó que ya existe el uso de suelo para este objetivo, al ser un aspecto que -dijo- se ha trabajado en el plan de desarrollo de la zona Galeras-Navajas.

El AIQ se localiza entre los municipios de Colón y El Marqués, sobre una superficie de 688.5 hectáreas; se localiza a 22 kilómetros de la capital de Querétaro.

Con información de El Economista.