Most Viewed

Categories

  • No hay categorías

Estadio Corregidora podría reabrir sus puertas a aficionados en febrero

El Gobierno del Estado de Querétaro se encuentra en pláticas con la Federación Mexicana de Fútbol para la apertura del estadio Corregidora el próximo mes de febrero. Recordemos que el inmueble se encuentra vetado por un año tras el castigo impuesto por la Federación luego de lo acontecido el pasado 5 de marzo donde aficionados de Gallos y Atlas se enfrentaron en una terrible batalla que ha dejado secuelas hasta el día de hoy.

Con el torneo de Clausura 2023 ya iniciado, Mauricio Kuri aseguró que ya trabaja en la apertura del estadio para que la afición regrese antes de que se cumpla el año de veto, aunque sea en una capacidad limitada. El Oficial Mayor, Mario Ramírez Retolaza es el que ha mantenido las pláticas con la Federación Mexicana de Fútbol para que en el mes de febrero pueda haber público en las gradas del Corregidora luego de 11 meses de ausencia.

Esto no será nada fácil, pues son varios los requisitos que exige la Federación para levantar el castigo que vence el 5 de marzo de 2023; estos implican la instalación de más de 200 cámaras de vigilancia por todo el estadio, las cuales tendrán que estar enlazadas con el C5 para su monitoreo; tener identificados a todos los aficionados que ingresen al inmueble con el Fan ID y que quede estrictamente prohibido la entrada a grupos de animación o barras de cualquier equipo.

En caso de que el veto no se logre quitar para el mes de febrero, Kuri González recordó que la fecha máxima de la sanción es el 5 de marzo de 2023, fecha en la que curiosamente los Gallos jugarán en casa frente a los Diablos de Toluca como parte de la jornada 10. “El máximo es el 5 de marzo, hay unas pláticas que ha tenido el oficial mayor donde puede ser que en febrero con menos público, pero el máximo sería el 5 de marzo”, expresó el gobernador Kuri.

Todo esto ocurriría justo un año después de los hechos violentos que dejaron más de 25 heridos, algunos de gravedad y varias secuelas en la institución, como la perdida de cerca de más 120 mdp tras la cancelación de patrocinadores, reducción de ingresos, pagos de multas y sanciones.

Es importante mencionar que tanto el gobierno de Querétaro como la directiva de los Gallos están haciendo todo para que el estadio abra sus puertas lo antes posible, pues la vuelta de la afición traería muchos beneficios sociales, económicos y deportivos que ayudarían considerablemente a un equipo necesitado de hacer fuerte su casa con el apoyo de su gente, y así sumar puntos con los que se puedan salvar del descenso.