Sidebar Ad

Most Viewed

Categories

  • No hay categorías

Filas de 2 horas para recibir su pensión

Adultos mayores hacen fila por hasta dos horas para recibir en efectivo el apoyo de la Pensión para el Bienestar; a pesar de la pandemia hay quienes aún continúan acudiendo a las oficinas por el pago bimestral, debido a que no cuentan con una tarjeta bancaria para recibirlo en una modalidad distinta.

Desde marzo de 2020 no se han implementado medidas que eviten la concentración de personas, que prevengan la exposición al tener que acudir presencialmente, “venimos unos días antes para ver cuándo nos toca, porque la entrega va por letras”, aseguró Jesús, uno de los beneficiarios.

“Yo casi de mi casa no salgo, nada más que ahorita sí porque tengo que firmar aquí, pero si no fuera por eso, no saldría. Y es que venimos por la ayudita que nos dan porque yo soy desempleado y también mi esposa, tengo mi familia, lo que nos den es bueno”, expresó.
Martín también recibe el pago bimestral, “ahorita muchas de las oficinas están cerradas y no podemos pedir que nos lo pasen a la cuenta del banco, sería mucho más fácil y cómodo. La fila da vuelta, ¿a qué hora se tiene qué parar uno, y más si vive lejos?, además de que no todos guardan la sana distancia”, comentó. De igual manera, manifestó que ha tenido problemas para hacer válido su descuento por ser adulto mayor en la Comisión Estatal de Aguas y en la Comisión Federal de Electricidad, ya que los trámites están detenidos; mientras tanto, su bolsillo ha sido afectado.

Refirió que preferiría que se implementara la entrega a domicilio del pago, puesto que representa un esfuerzo importante y en este momento, ponen en riesgo su salud al movilizarse.

Enrique acompaña a su madre y es él quien se forma para cuando a ella le corresponda el turno, mientras, ella espera sentada en la banca que uno de los comercios aledaños al centro distribución le ha prestado, ya que por su edad avanzada tiene problemas para caminar. Enrique reconoce que es afortunado al poder asistir con su madre, porque hay personas que no cuentan con el apoyo de un familiar y tienen que valerse por su cuenta.

Sin embargo, no todos los adultos mayores que reciben la pensión pueden trasladarse para cobrarla, un ejemplo son los padres de Lilia, que la registraron a ella desde hace un año para que acudiera a las oficinas en su nombre “mi papá perdió su tarjeta y no la hemos podido recuperar, este apoyo nos ayuda bastante”, aseguró.