Sidebar Ad

Most Viewed

Categories

  • No hay categorías

La sociedad tiene que poner de su parte para controlar la epidemia: Dr. Escutia

De poco sirve que se establezcan medidas para reducir la movilidad e intentar frenar los contagios de Covid-19 si las personas no las toman en cuenta, advirtió el Dr. Benito Escutia Castellanos, infectólogo del Hospital Ángeles de Querétaro.

“Los gobiernos tienen una parte importante que hacer, tienen que marcar lineamientos pero las medidas las tenemos que tomar la sociedad. De nada sirven que nos digan cuántos casos hay, cuántas personas pueden ir al supermercado si no la obedezco”, señaló el también integrante del Comité Técnico de Salud del estado.

Reconoció que desde el gobierno del estado se ha incrementado el número de pruebas para rastrear la enfermedad y que se adoptó el modelo de escenarios para no crear falsas sensaciones de seguridad con el semáforo de colores, pero “Querétaro no es una isla, no estamos aparte de lo que está pasando” en los planos nacional e internacional.

Lamentó que sigue existiendo mucha irresponsabilidad al no usar o colocar de forma correcta los cubrebocas, que calificó como la principal herramienta de control de la epidemia.

Recordó que la vacuna contra Covid-19 no evita los contagios, sino que disminuye las posibilidades de enfrentar una infección grave, con desenlace fatal.

Sin embargo, solo el distanciamiento social, el cubrebocas y la higiene de manos pueden ayudar a cortar la transmisión, agregó.

“La limitación del movimiento implica no un aislamiento social, un aislamiento económico, implica guardar una distancia, lavarnos las manos, usar el cubrebocas y podemos hacer nuestras actividades con esas limitantes”, agregó.

El riesgo, dijo, no es solo que estén circulando variantes con mayor capacidad de contagio, como la Delta, sino que pueda aparecer una variante nueva que además haga más daño al organismo, como comienza ocurrir en la India con la denominada variante “Delta Plus”.

“Las mutaciones o las variantes del virus están indicando que ahorita el virus tiene facilidad de infectar puedo puede aparecer una variante que además genere cambios en el comportamiento de la enfermedad y genere más daños”, indicó.

El uso de las pruebas de detección PCR o de antígenos, abundó, no son un pasaporte para hacer eventos masivos o festejos, como viajes de graduación. Son una herramienta de detección pero que pueden tener fallos.

“Podemos tener una carga viral baja pero ser lo suficiente para contagiar, y eso es lo que ha pasado en los centros vacacionales con los egresados de preparatoria y las universidades”, indicó Benito Escutia.