Sidebar Ad

Most Viewed

Categories

  • No hay categorías

Pareja homosexual ya tramita adopción en Querétaro

Al menos una pareja del mismo sexo se encuentra en proceso para poder adoptar un menor de edad en el estado de Querétaro, dio a conocer Óscar Adrián Gómez Niembro, director del Sistema estatal DIF, quien aclaró que se han presentado otros casos que no se han concretado por desistimiento o por no cumplir con los requisitos establecidos.

El funcionario estatal informó que, previo a la reciente reforma al código civil, cualquier persona, con independencia de su preferencia sexual, podía comenzar su proceso de adopción.

“Sí ha habido anteriormente en años pasados solicitudes de personas con distinta preferencia sexual; sin embargo, no ha avanzado, pero no por una determinación de la procuraduría o del sistema estatal DIF, sino que no cubrieron los requisitos que se piden. Entiendo que sí hay una, como pareja, que se acercó en 2021 y que está en el proceso”, comentó.

Gómez Niembro detalló que en 2020 se concluyeron 17 procesos de adopción, mientras que hasta octubre de este año se han terminado 22 procesos. Indicó que cada año, a mediados del mismo, se emite la convocatoria de adopción; entre los requisitos a presentar destacan fotografías de la casa, persona o pareja, llenar la solicitud de adopción, carta intención, referir edad aproximada de menores que pretenden adoptar, entre otros.

Explicó que, una vez conformada la carpeta, se inicia un proceso de evaluación de trabajo social, además de que la procuraduría brinda algunos talleres a los interesados para que, con base en lo anterior, se tome una determinación sobre otorgar o no un certificado de adopción.

Dicho proceso dura entre cuatro y seis meses para, posteriormente, ingresar a una lista de espera en tanto se identifica cuáles son los perfiles idóneos para la niña, niño o adolescente susceptible de adopción. Actualmente, hay 17 personas y parejas interesadas en adoptar en lista de espera.

“Una vez que se obtiene el certificado no es tanto conforme a los intereses o perfil de las personas que buscan adoptar, sino conforme a lo que es mejor para el niño. Tenemos dentro del DIF niños que están susceptibles de obtener esta restitución de derecho que tienen a vivir en familia. Lo que se hace es, se tiene perfectamente bien analizado cuál es el perfil del niño o niña y conforme a ese perfil se define cuál sería el ideal de la mamá, papá, pareja que pudiera recibir en adopción al niño o niña”, señaló.

Actualmente, en el centro de asistencia social Carmelita Ballesteros hay 61 menores de edad, de los cuales, únicamente 13 tienen una clara oportunidad de ser adoptados esto debido a que la mayoría de los interesados buscan a niñas y niños menores de nueve años.

¿Cuál es el proceso de adopción?
Manuel Hernández Rodríguez, procurador de protección estatal de niños, niñas y adolescentes del estado, comentó que una vez identificado el perfil idóneo para las y los menores, se realiza la asignación para proseguir a la presentación del adoptado y adoptante.

Posteriormente, se realizan dinámicas de convivencia que pueden durar hasta un mes, periodo en el que se realizan estudios psicológicos que determinan el egreso del menor a la casa de los adoptantes. Acto seguido se procede a la jurisdicción voluntaria para presentar ante el juez la solicitud de adopción y recibir la guardia y custodia provisional, en tanto se dicta la sentencia final, con la cual se gira un oficio al registro civil para emitir una nueva acta del menor con los apellidos de quien le adoptó y, de requerirse, cambio de nombre.

¿Y si no funciona la adopción?
El procurador explicó que después del juicio se da un seguimiento semestral por dos años por parte de la procuraduría para verificar las condiciones en las que se encuentra el menor.

Detalló que en caso de que durante el proceso de adopción, previo a la sentencia, se identifique que no existen condiciones óptimas para el menor éste se reintegra al centro de asistencia social; sin embargo, en caso de que se dé posterior a la sentencia es necesario comenzar una investigación al respecto.

Hernández Rodríguez enfatizó que ninguno de los casos anteriores se ha presentado en el estado, pues aseguró que las adopciones en Querétaro “son muy sólidas”.

“Afortunadamente aquí en Querétaro las adopciones son muy sólidas, pero en el supuesto que me pregunta entonces podría entrar por una investigación en la cual se podrá resguardar al niño, ver qué situación está teniendo y el niño se resguarda otra vez en un centro asistencial y se tendría que hacer acción legal con respecto a los padres”, afirmó.