Sidebar Ad

Most Viewed

Categories

  • No hay categorías

Investiga FGR robo de vacunas en ISSSTE

Las investigaciones de la Fiscalía General de la República (FGR) por el robo de vacunas en el ISSSTE de Cuernavaca alcanzaron al jefe de Atención Médica de la institución en Morelos, Armando Ramírez Saldívar, responsable de formar las células de enfermeros que aplicaron las dosis contra el Covid-19 a personal de la clínica-hospital número 1, Carlos Calero Elorduy. De acuerdo con trabajadores del lugar donde se registró el robo de cuatro vacunas, en las investigaciones también están considerados el director del nosocomio, Marco Antonio Mora García, y la jefa de Enfermería. En Morelos, la FGR también investiga que en la clínica-hospital Dr. Rafael Barba Ocampo, en Cuautla, fueron vacunadas al menos 15 personas ajenas a la institución. En este caso se presume que los beneficiados tienen vínculo familiar, directa o indirectamente, con personal del Programa de Vacunación (PROVAC) y la jefatura de Enfermería.

PIDEN TODO EL PESO DE LA LEY

Acerca de ambos casos, la delegada del ISSSTE en Morelos, Verónica Solano Flores, confió en la efectividad de la fiscalía para encontrar a los responsables, así como fincar responsabilidades. «Que se llegue hasta las últimas consecuencias y que al servidor o servidores públicos responsables de estas situaciones, tanto del extravío de las vacunas como del que hayan permitido la entrada de personas ajenas a aplicarse la vacuna, se les aplique toda la carga de la ley. «No se condujeron con ética y la ley es clara, un servidor público que no aplique su código de ética y conducta establecida al entrar a la institución merece que le caiga todo el peso de la ley», afirmó. Los dos casos, dijo Solano Flores, son investigados por la Fiscalía General de la República, el Órgano de Control Interno y la Secretaría de la Función Pública para imponer sanciones ejemplares, de carácter penal y administrativo, a los responsables.

EL FALTANTE

La delegada del ISSSTE indicó que a la clínica-hospital de Cuernavaca llegaron 453 vacunas que debían ser aplicadas a los médicos del área Covid-19 y, después, al resto de los trabajadores. Explicó que durante la primera jornada de aplicación tuvieron problemas con la plataforma, por lo que hicieron el registro manual, pero cuando se hizo el conteo en cruce de cifras con las vacunas aplicadas y los frascos, los números no empataban. Al comprobar que había un faltante se dio vista al área jurídica del ISSSTE para levantar un acta. Agregó que cada uno de los que estaban en el lugar denunciaron ante la FGR y el Órgano Interno de Control Regional del ISSSTE, en Toluca, Estado de México.