Sidebar Ad

Most Viewed

Categories

  • No hay categorías

Por unas lluvias torrenciales sin precedentes muere 1 hombre en Navarra

Unas lluvias torrenciales sin precedentes han causado este lunes una víctima mortal, inundaciones e importantes daños materiales en las localidades navarras de Tafalla, Olite y Pueyo. El fallecido fue localizado por los bomberos sobre las dos de madrugada del martes cerca de Moriones, en el municipio de Ezprogui, según ha informado el Gobierno Foral en Twitter.

Su coche fue arrastrado a las 20.30 del lunes por la crecida del río Cidacos cuando circulaba por una pista entre Moriones y Gardalain. El hombre, identificado por la Policía foral como un vecino de Villalva de 25 años, llegó a avisar al 112 y logró salir del vehículo, pero las aguas lo arrastraron y se ahogó. El coche fue localizado horas antes a cientos de metros de donde después se ha hallado el cuerpo, una zona de difícil acceso por la vegetación y la gran cantidad de agua que todavía llevaba el río.

El cadáver no pudo ser rescatado hasta las ocho de esta mañana y gracias a un helicóptero. El río tenía a las 17.40 una altura de apenas 11 centímetros y llegó a subir a los 3,71 metros a las 22.20, según datos del Gobierno navarro. En la estación de aforos de Olite se registró a las 23.10 una altura de 4,23 metros y un caudal de 275 metros cúbicos por segundo.

Se desconoce cuánto más creció porque «sobrepasó ampliamente la capacidad de medición, fijada en cinco metros de altitud y 386 m3/seg, lo que supone la mayor crecida desde que se tienen registros», es decir, los últimos 30 años. La máxima hasta ahora era de 2007, con 4,36 metros de altura y 294 m3/seg. También se desbordaron otros ríos de la zona, como el Sansoain.