Sidebar Ad

Most Viewed

Categories

  • No hay categorías

El aguacate mexicano no puede faltar en el Súper Bowl

Con la llegada de febrero se renuevan las emociones en torno a uno de los eventos deportivos más importantes a nivel mundial, el Super Bowl.

Fanáticos de todas partes del mundo disfrutan de los juegos de playoffs de la Liga Americana durante todo el mes previo al “Gran Juego”, desde sus casas o en los “tailgates”, a las afueras de los estadios.

En México, se estima que alrededor de 27 millones de personas disfrutan del futbol americano durante toda la temporada, y la estrella del “Gran Juego” será, de nueva cuenta, el aguacate mexicano, pues es el producto gastronómico más popular en las mesas de los Estados Unidos y sus aficionados al futbol americano. Tan sólo en la edición pasada del Super Bowl se consumieron alrededor de 74 mil toneladas, informa la APEAM.

Si bien 2020 representó un año de retos para todos los sectores económicos a nivel mundial, las exportaciones mexicanas de aguacate mantuvieron un buen ritmo de crecimiento, al incrementarse un 12% durante el segundo semestre del año que recién terminó, comparado con 2019, con 551,226 toneladas de producto. Esto gracias al resultado de un esfuerzo en conjunto en toda la cadena de producción, estrategias de marketing y de la estrecha colaboración binacional.

Tan sólo para la edición 2021 del Super Bowl, se espera que el ritmo de exportaciones crezca aproximadamente 4% respecto al año anterior, y existe la proyección que para el cierre de temporada en junio se hayan exportado más de un millón de toneladas. Recordar que Michoacán ―único estado certificado para exportar el fruto al país vecino― hace llegar más del 84% de su producción a la unión americana.

Se estima que, durante las próximas semanas previas al “Gran Juego”, la cifra de embarques semanales sea mayor a los 1,360, equivalente a la salida de un camión cada siete minutos de Michoacán con destino a EU.

Esta historia de éxito internacional del aguacate mexicano no se ha dado de manera fortuita, sino que representa una serie de estrategias que buscan promover su consumo durante el final de temporada mediante diversas acciones de comunicación en distintas plataformas televisivas, activaciones en supermercados y una sólida presencia en redes sociales