Sidebar Ad

Most Viewed

Categories

  • No hay categorías

Ve Diputado morenista ‘ausentismo’ del IQT en vigilancia del transporte público

El transporte público en Querétaro es la fuente más preocupante de contagios por COVID-19, por lo que es urgente que la autoridad correspondiente atienda con prontitud está problemática social, llamó el legislador morenista, Fernando Islas, quien recriminó la falta de regulación y vigilancia por parte del Instituto Queretano del Transporte (IQT).

De acuerdo a lo expresado por usuarios, señaló que las condiciones en las que circulan representa un riesgo para las personas, por lo que apeló a que exista intervención gubernamental a la brevedad para salvaguardar la salud de quienes utilizan este medio y frenar los contagios.

“Pero parece que no hay un Instituto del Transporte de Querétaro, y debido a esta situación no hay quién regule la actividad del transporte en nuestro Estado y que atienda, de manera urgente y perentoria, la vigilancia y el monitoreo de las unidades de transporte público”.

Resaltó que esta falta de regulación ha permitido que existan algunos casos en los que los operadores omiten seguir los protocolos anti covid, permitiendo que se tengan aglomeraciones e inclusive olvidar el uso obligatorio de cubrebocas.

“Los operadores permiten que se aglomeren al interior de las unidades, lo que evidentemente constituye un foco patente de infección que, por su movilidad, se propaga por diversas partes de la ciudad y de sus alrededores (…) Una vez más, parece que estamos cultivando una ciudadanía de primera y una ciudadanía de segunda o, incluso, de tercera clase”.

Recordó que, uno de los objetivos y banderas de campaña de la actual administración, fue el reordenar y garantizar un transporte público de calidad, sin embargo resaltó que la ciudadanía sigue expresando la circulación de pocas unidades, aglomeraciones y tiempos prolongados de espera.

En el contexto actual, ante la crisis sanitaria, invitó a autoridades y empresas a reconocer que se está en una situación “de verdadera calamidad, infortunio y desgracia”, por lo que sentenció debe haber mayor compromiso con la salud de la ciudadanía, resultando apremiante el cuidado de todas y todos los queretanos.