Sidebar Ad

Most Viewed

Categories

  • No hay categorías

8 años sin Amy Winehouse

Tenía sólo 27 años y ya había conquistado a millones gracias a su profunda y potente voz. Amy Winehouse estaba en lo más alto de su carrera gracias a su talento musical, pero su vida personal se caía a pedazos.

La estrella de la música británica fue encontrada muerta el 23 de julio de 2011 en su cama, en la casa que habitaba en Camden, al norte de Londres.

Han pasado ocho años de su muerte, ocho años de que ingresó al fatídico «Club de los 27» (las estrellas del rock que han fallecido a esa edad), pero su recuerdo permanece entre los seguidores de la intérprete, que le rindieron homenaje a través de sus publicaciones en redes sociales.

“Sus habilidades podrían ponerla en la misma liga que Judy Garland o Ella Fitzgerald. Podría ser una de las grandes». Así recordaba a Amy Winehouse la directora de la primera escuela de teatro en la que la artista se presentó para una audición. Tenía solo 12 años, y desde muy pequeña tenía claro que lo que quería era dedicarse a la música, razón por la cual se rebeló en el colegio y antepuso esa, su pasión, a cualquier otra materia de estudio. Era hija de un taxista y un farmacéutico, y se crió en el suburbio londinense de Southgate. Winehouse estaba aburrida en la escuela y solo le interesaba un tema: la música.

De hecho, en su solicitud para aspirar a una plaza en dicha escuela escribió: «Yo diría que mi vida escolar está llena de ‘podría mejorar’ y ‘no funciona en todo su potencial’. Quiero ir a algún lugar donde me extiendan hasta mis límites y quizás incluso más allá. Cantar sin que me digan que me calle, pero sobre todo tengo el sueño de ser muy famosa. Trabajar en el escenario. Quiero que la gente escuche mi voz y simplemente olvide sus problemas durante cinco minutos». Y así, con esa declaración de intenciones tan sincera, fue incorporada a la prestigiosa escuela de talentos de Londres.

Su primer contrato discográfico llegó a la temprana edad de 19 años. Frank, su álbum debut, vio la luz en 2004 y rápidamente alcanzó el número 3 en su país de origen, Gran Bretaña. En este primer acercamiento a la artista no solo conocimos su gran voz, sino también su forma de escribir y de contarnos su vida, pues hacía referencia directa a la turbia relación que mantenía con su ex novio.